Durante las últimas cinco décadas, la tecnología de la fibra de vidrio ha evolucionado significativamente para producir un material avanzado que ofrece una alternativa superior a los productos de tuberías tradicionales.

Gracias a estas innovaciones, la fibra de vidrio se ha convertido en la elección natural para las instalaciones nuevas y de reemplazo, lo que demuestra repetidamente sus beneficios para aplicaciones especiales.

Los usuarios finales de todo el mundo eligen la fibra de vidrio por sus ventajas principales:

  • Versatilidad. Con este material se pueden fabricar todo tipo de productos, como el trámex, los perfiles PRFV, barandillas, escaleras, plataformas… Prácticamente se puede hacer de todo.
  • Resistencia. La fibra de vidrio es un material de una gran resistencia tanto mecánica como a la corrosión. Es por ello que se utiliza muy frecuentemente en las aplicaciones industriales.
  • Durabilidad. La durabilidad hace referencia a la cantidad de tiempo que “aguanta” la fibra de vidrio.
  • Precio. Pero, por supuesto, todo lo anterior serviría de poco si el precio de la fibra de vidrio fuera muy elevado. Pero no es así. Es un producto bastante asequible y que, de hecho, suele ser más barato que los materiales alternativos.